¿Qué hacer si mi hijo lee fanfiction? ¡Guía de 5 pasos para padres!

Antes de dormir me encontré con un post particular: una madre comenta que su hijo lee fanfiction. Con trece años está leyendo un fanfic con contenido explícito de sexo en Wattpad, donde aparece su cantante favorito. Su respuesta ha sido correcta: es normal asustarse si no tiene la debida comunicación y confianza con su hija como para tratar el tema.

La publicación que hablaban desde el desconocimiento de qué hacer si tu hijo lee fanfiction
La publicación que hablaban desde el desconocimiento de qué hacer si tu hijo lee fanfiction

Me puse a pensar en qué haría yo en su lugar y decidí hacer un post al respecto que sirva de guía para los padres que se encuentren en esta situación.

Primer punto: Mantén la calma.

Piensa en algo: tu hijo o hija tiene entre 10 a 14 años. Es normal que te asustes al ver que está expuesto a contenido que quizás no tenga la capacidad de entender en este momento, pero no está mal. No hay nada de malo en que tu hijo lee fanfiction, no está mal que prefiera leer erótica. Lo primero que debemos hacer como padre es recordar quienes éramos cuando teníamos su edad. ¿A esa edad no te llamaba la atención entender el sexo? ¿A qué edad empezaste a masturbarte? ¿Cuándo empezaste a tener esa curiosidad?

Las edades varían según cada persona y la educación en casa, pero en esta etapa donde empiezan todos los cambios hormonales, es natural que busquen familiarizarse con la transformación de su propio cuerpo. Así que no, no es razón para que grites y quieras tirarte de un puente.

Es normal, respira: inhala y exhala hasta que la calma vuelva a ti y puedas pensar de manera fría.

Segundo punto: No bloquees.

De hecho, esta fue la salida que recomendaba la madre de familia en el post, una salida que no comparo porque es la salida fácil: prohibir. No enfrentas el problema, solo pones una sábana sobre un muerto esperando que no empiece a oler mal. Hay dos grandes problemas de ejecutar la prohibición en general:

1.      Harás que tu hijo te vea como un enemigo: Y esto es gravísimo. Lo único que creas con la prohibición es que tu hijo no pueda confiar en ti, no pueda hablar del tema, de las cosas que duda, ni confiarte su corazón. Y eso en esta etapa de crecimiento puedes ser fatal.

2.      Tu hijo buscará de cualquier forma el material: Y ahora tendrá más razones para hacerlo; será la manera de mantener su independencia y declarar una guerra fría. Con lo fácil que es ahora conectarse al internet, ¿de verdad es sabio arriesgarse?  

Si tu hijo lee fanfiction y esta es la primera opción que viene a tu mente, te animo a pensarlo mejor. En vez de resolver, puedes empeorar la situación y convertir la relación con tu hijo en algo insalvable.

Tercer punto: Siéntate y escúchalo.

Sí. Hay que armarse de valor y confrontar a tu hijo no con ánimos de juzgarle, sino de conocerle. Pregúntale qué hace esa App o página web, que es lo que le gusta de allí. Anímalo a que te relate detalles. Sé paciente; si no tienes una comunicación muy cercana con tu hijo, probablemente al principio va a sentir que está haciendo algo malo y que lo vas a regañar.

Respeta su espacio y sus tiempos sin invadir su privacidad. Tienes que romper esa barrera.

Piensa en cómo eras cuando tenías su edad. ¿No sentirías que estás haciendo algo malo si tus padres llegan con preguntas como: ‘¿Qué estás haciendo con esa aplicación?’, ‘¿Cómo es eso que lees pornografía?’ o ‘¿Quién te dijo eso?’? Preguntas que puedan sonar a juicio lo van a cerrar, pero si te interesas en conocer lo que leen (o incluso escriben) podrás lograr un acercamiento. Es mucho más efectivo si le pides que te recomiende lecturas, que te diga qué cosa le ha gustado más del texto, quién es el protagonista o si hay escenas que los ha hecho llorar. Muestrarte abierto y respeta cuando tu hijo te pide espacio. 

Te contaré una experiencia que tuve en el 2017. Había acabado de escribir a Matryoshka I, un fanfic de Yuri on Ice. Entre mis lectoras estaba una chica que en ese momento tenía 14 años. No me preocupé, mi historia no era de contenido adulto y estaba tocando con bastante seriedad muchos temas como la depresión, la ansiedad, los conflictos en las relaciones que no solo estaban en el ámbito romántico. La chica, una niña muy inteligente, por cierto, tenía la capacidad de entender perfectamente todo lo que ocurría con los personajes con una madurez que no había visto en algunas mujeres mayores que ella.

Por cuestiones de trabajo viajé a Quito y avisé a mi grupo de lectores para concertar una reunión. Ella me dijo que quería aprovechar y conocerme.

No se imaginan la sorpresa cuando me fue a buscar al hotel en donde me alojaba acompañada de su mamá, una mujer muy amable, pero muy inteligente que la acompañó en el largo viaje hasta Quito (porque no vivían allí). Ya le había dicho que tomaríamos un café cerca y las tres fuimos hasta una cafetería a pocos metros del hotel. Su madre se sentó en la mesa con nosotras y allí, mientras ella tomaba café nosotras hablábamos de la historia. A veces su madre intervenía, o la misma hija le comentaba cosas como: ‘mami, ¿te acuerdas cuándo pasó esto?’.

La experiencia fue preciosa: su hija me entregó un hermoso regalo que aun guardo y tengo en mi escritorio y yo me llevé la sensación de que ella estaba en muy buenas manos.

Precioso regalo de un hijo que lee mi fanfiction
Precioso regalo que recibí en mi viaje a Quito.

Esta madre inteligente logró esto actuando de la manera correcta: conocer a su hija, sus gustos, estar allí para responder dudas con confianza porque su hija confía en ella y guiarla en caso de que se tope con algo inadecuado. Esto es lo que debemos aspirar como padres.

Cuarto punto: Identifica qué clase de cosas le gusta leer a tu hijo o hija

En las conversaciones que puedas procurar con tu hijo o hija, con paciencia y sin discriminación, te puedes encontrar con muchas cosas. Por ejemplo: puedes saber cuales son sus personajes favoritos, el fandom (comunidad de fans de un tema) que frecuenta, los temas que suele buscar y los autores a los que sigue. Eso te dará material para que realices tus primeras búsquedas. Si no estás afín al fanfiction, seguro pensarás que todo lo que hay escrito es pornografía, pero no es así. Hay historias variadas, de géneros muy diferentes que ni siquiera tiene una escena de sexo. Comienza a indagar y hacer una lista de fanfiction que podría ser interesante para leer con tu hijo y debatir.

Con lo que has identificado, busca material que pueda gustarle para recomendarle. Si le gusta relaciones gays, busca literatura gay. Hay cientos de libros en el mercado de literatura gay así que es momento de aprovechar que a tu hijo le gusta leer y fomentar el hábito de la lectura. También atrévete a recomendar libros juveniles: aventuras, ciencia ficción, magia, distopía… ¡hay tanto por escoger!

Sé partícipe de su hobbie ahora que lo conoces mejor, en la medida en que tu hijo o hija lo permita. 

Quinto punto: Incentiva el debate y no presiones

Por mucho que nosotros como padres queremos guiar a nuestros hijos a la información correcta, internet es internet. Es posible que hayas comprado los libros para que tu hijo o hija se entretenga, que también le hayas recomendado fanfic que consideres sano para su edad, pero por más que has intentado: esa novela tóxica es su favorita. ¿Qué hacer para impedirlo?

Noticia: no puedes impedirlo. Tienes que aceptar que tu hijo lee fanfiction. ¿Recuerda cuántas cosas te gustaron de joven que hoy piensas que es basura? ¡Es igual! Es parte del crecimiento y tienes que estar muy claro en ello para no agredir a tus hijos por sus gustos.

Pero lo que puedes hacer es debatir. Sí, escucha lo que te dice y ayúdale a formarse un criterio para que tú mismo hijo o hija tenga las herramientas para decir qué es correcto o no, o logre separar lo que es la ficción de la realidad.

Yo haría algo muy fácil: leería la historia y empezaría a compartirla con mi hijo como si hablara de una película. Y cuando toque esa escena en donde: por ejemplo, el protagonista haya sido sometido por otro personaje y empieza a enamorarse, le diría cosas como: ‘me parece que tiene Estocolmo’. Tu hijo seguro te mirará sorprendido o quizás ya tenga nociones de lo que es (no crean, en internet se aprende DE TODO), pero formarás un espacio para que puedan compartir opiniones.

El fanfiction es una excelente oportunidad para que le hables de aquellos temas que muchas veces se teme tocar: embarazo adolescente, abuso infantil, relaciones tóxicas, sexo sin protección y demás. Aprovéchalo. Y verás que, con paciencia y tiempo invertido, tu hijo tendrá la capacidad de discernir qué tipo de material ver y qué no le agrada.

Punto extra: ¿Y si mi hijo quiere escribir?

Apóyalo. Sí, apóyalo. La escritura es un hobbie genial que ayuda mucho a manejar nuestras propias emociones, conocernos a nosotros mismos y poder distraernos. Es una excelente forma para que tu hijo pueda tener herramientas terapéuticas con las que podrá enfrentarse en el futuro a cualquier situación emocional. Además, aprende redacción, aprende ortografía, aprende de empatía. ¡Hay tantas ventajas! Así que no, no temas si tu hijo o hija quiere iniciar en la escritura en el fanfiction. Solo apóyalo y quédate cerca de él. Anímale a que te comparta sus textos y ofrece tu ayuda para corregirlo, para que al subirlo en la plataforma parezca hecho por un profesional.

En caso de que tu hijo no se sienta con la confianza de hacerlo, no lo presiones y respeta su espacio. Ve ganando ese privilegio a pulso con comunicación, respeto y paciencia.

El truco es no censurar, sino guiar.

Conclusión:  

Puede ser bastante difícil de enfrentar que tu hijo lee fanfiction. Como padres, no nos hacemos consciente de lo rápido que crecen nuestros hijos y queremos protegerlos bajo nuestras alas. Sin embargo, debemos entender que el crecimiento de nuestros hijos es inevitable y que debemos estar allí para ayudarlos y no censurarlos. Además, en el fanfiction no se encuentra solo “basura” como muchos lugares lo quieren hacer ver. Tampoco es cierto que solo hay jovencitos sin supervisión escribiendo o leyendo de este material. De hecho, ¡hay profesionales, profesores, terapeutas y hasta padres en esta comunidad!

En el fandom de Yuri on Ice te puedo mencionar tres casos que tengo muy de cerca donde he leído cosas maravillosas. Marymarce Galindo es una mujer de cuarenta años, su hija la apoya haciéndole las portadas y sus temas son bastante bien documentados y narrados. Da gusto leerlos. Pajarito de agua es otra escritora de Yuri on Ice y es una mujer mayor de 30 años con estudio de psicología, estuvo trabajando como terapeuta en un colegio y tiene iniciada su maestría. NatSolano es otra escritora de Yuri on Ice que es profesora de idiomas para niños. Las tres manejan temas con la sobriedad y la mesura, con géneros variados que, aun así, ha llamado la atención de miles de lectores. Y estos casos no son aislados, ¡son muchos más!

Porque, contrario a lo que se cree el fanfiction no es nuevo, hay comunidades que están funcionando desde hace más de veinte años y muchas de esas jóvenes que iniciaron en esa época, hoy son profesionales, cabeza de familia y demás.

Así que piérdele el miedo al fanfiction y a la idea de que tu hijo o hija empiece a interesarse en el sexo. Mejor acércate y conviértete en un aliado. ¡Estás a tiempo!

Quedó bien mi primera infografía, ¿no?

Carolina Villadiego

Carolina Villadiego es una escritora entusiasta que tiene 10 años escribiendo historias de temáticas LGBT con drama realista que ha conmovido el corazón de sus lectores. Ha sido programadora, profesora, consultora, fanficker y rolplayer. En el año 2018 alcanzó un premio Wattys dentro de la plataforma de lectura online Wattpad por su libro: Hijo de Payasos.

También te podría gustar...

6 Respuestas

  1. aliceyuu1218 dice:

    Hola! Si eres la escritora de Matryoshka de YoI debo decir que eres una de las primeras ficker que seguí desde Saint Seiya. Gracias a ti conocí muchas cosas, y uno de tus fics fue mi primer lemon!
    Comparto totalmente tu opinión. Para los padres es más fácil prohibir que lidiar con la educación de sus hijos. No quieren problemas y tampoco quieren hablar sobre sexualidad, pero los fics son una buena ventana para que los jóvenes aprendan, y qué mejor que tener confianza en sus padres para preguntar por cuestiones que no sepan.
    Me encanta tu post!

    • ¡Muchas gracias por tu respuesta, Alice! Me alegra mucho que te hayan gustado mis trabajos y me hayas encontrado a través de Saint Seiya. ¡La verdad que me emociona pensar en mis inicios, porque siento que sin todo ese camino no estaría aquí! Sí, soy Carolina la creadora de Matryoshka. De hecho ya estoy trabajando en su nueva actualización 😉

      Me alegra mucho que te haya gustado este post, necesitaba sacar esto porque vi el post y los erróneos consejos. Espero que puedan servirles a cualquier padre que se encuentre en esta situación. Aunque lo ideal es una adecuada educación sexual temprana.

      De nuevo, ¡gracias por comentar!

  2. Luisa dice:

    No soy madre, ni he tenido problemas con mis papás acerca los fanfics, yo amo los fanfics he leído desde muy pequeña y quiero decirte de todo corazón, gracias por tomarte el tiempo de escribir este contenido por preocuparte, gracias por darle a los padres ayudas de que hacer antes estos temas 🌟💖🌟

    • Gracias a ti, Luisa, por animarte a leer y a responderme. De verdad sentí que era necesario, y si puede ayudar a padres que puedan sentirse preocupados por el desconocimiento, me doy por satisfecha. ¡Muchas gracias!

  3. Dmcr23 dice:

    este es un buen blog woooo!!!! lo adoro, como escribí en FB tus escritos son increibles y son bien recibidos tengo una sobrina y acaba de iniciar leyendo en whatpad y fan de un grupo de k-pop asi que se en donde iniciara sus lecturas y este tema va como anillo al dedo si mi hermana se infarta con lo que ella lee jejejeje , hoy se que responderle o que hacer al respecto aunque tenia una nocion de lo que haria si sucedia gracias de nuevo autora gracias mil…. Atte. Cielo en FB , Dmcr23 en wattpad.

    • ¡Muchas gracias por tus palabras Cielo! ¡Me alegra mucho que te haya gustado el artículo y que me sigas leyendo! Jajaja es bueno estar preparados para el momento en que tu hermana encuentre a su hija leyendo, para que no lo tome como momento para la santa inquisición. Tu y yo sabemos que el fanfiction es un mundo enorme con un universo de posibilidades a la hora de leer y escribir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Lo siento! No está permitido copiar este contenido.