5 divertidas maneras de avanzar mi proyecto cuando no quiero escribir

¿Cómo avanzar mi proyecto cuando no quiero escribir? Hay días que, por más que tenga la oportunidad de escribir, la página en blanco me condena. No logro avanzar y cualquier cosa que escribo es terrible y no me gusta. Llego a ser frustrante; me ha pasado muchas veces y es bastante extenuante.

Pero todos estos años he aprendido a entender es que esto es absolutamente normal. Quizás estoy tan agobiada mentalmente que necesito descansar y es bueno que lo haga, de esa forma mi mente estará despejada para crear un mejor resultado. Y eso no significa que todo esté perdido. Si realmente quiero aprovechar el tiempo para continuar con mi obra y no tengo fuerzas ni ganas de escribir, me ocupo en estas cinco cosas. De verdad me funciona, incluso, hasta me dan nuevas ideas.

1 – Recorro los lugares donde se ambientan mi historia

¿Qué escena puedes imaginar aquí? Ver imagenes me ayudan a avanzar mi proyecto, cuando no quiero escribir
¿Qué escena puedes imaginar aquí?
Fotografía de Pexels.com

Visitarlos puede ser muy interesante y estimular mi imaginación. En mi caso, como mis historias son mayormente ambientadas en la actualidad y sitios reales, uso Google Maps para recorrerlo y sus alrededores. Reviso qué hay en sus alrededores, me imagino que estoy caminando por allí o qué sentirá el personaje en un día común. Pueden venir ideas muy interesantes e incluso encontrar la solución a algún punto no resuelto de mi obra. Lo cierto es que suele ser un método muy desestresante, porque hasta puedo olvidarme de que estoy documentándome y se hace más divertido.

Si es una historia de Ciencia Ficción, entonces lo recorro con la imaginación. ¿Cómo es el lugar? ¿Qué ven mis personajes? Simplemente me dejo ir: es incluso placentero y tengo más ideas.

Te recomiendo este artículo con un listado para crear mapas de fantasía. ¡Pueden ser muy util!

2 – Reviso los stocks de imágenes como Flickr, Pinterest, Tumblr, entre otros.

Instagram también es una buena forma para encontrar ideas.
Instagram también es una buena forma para encontrar ideas.
Fotografía de Pexels.com

Aprovecho la ocasión para estimular mi imaginación. ¿Ver trajes victorianos? ¿Fotos de leones? ¿Imágenes de lugares imposibles y fantásticos? ¿Arts de acuarela? Todo esto puede ser una fuente de creatividad impresionante e inspirarme para nuevas cosas o simplemente para tener mayor visibilidad de alguna futura escena. ¿Qué pueden comer mis personajes en la próxima cena? ¿O de qué otra forma se ve el postre favorito de tu  protagonista favorito? Me divierto mucho y me relajo.

Busco con palabras en español y en inglés para extender mis resultados. Puedo recorrer y recorrer sin descanso imágenes relacionadas y sugerencias para seguir internándome a esos nuevos mundos. Y para cuando me doy cuenta, ya tengo nuevo material para imaginar y escribir, aún si después de esto me iré a dormir.

3 – Actualizo mi lista de música.

Suelo hacer listas de canciones en Spotify para las obras que estoy escribiendo y me gusta escucharla cuando voy caminando a mi trabajo o mi casa. No se imaginan la cantidad de escenas que he podido de visualizar en ese trayecto. Ahora, cuando estoy muy cansada, lo que hago es simplemente dejar que Spotify me recomiende nuevas canciones a partir de mi lista. Y si me gusta alguna empiezo a agregarlas a mis listas de reproducción.

¡Esta soy yo cuando encuentro la música perfecta para una escena!
¡Esta soy yo cuando encuentro la música perfecta para una escena!
Fotografía de Pexels.com

La música es especial para ambientar muchas escenas en mi cabeza, en especial las instrumentales. Así que aprovecho la ocasión, me relajo y voy agregando nuevos temas a mi lista. Pianos, violines, conciertos de cuerdas, cover de música, ost de películas… me dejo llevar. Parece mentira, pero me ayuda a avanzar mi proyecto, aunque no quiero escribir. Es inspirador.

4 – Diseño a mis personajes con programas de avatar e icons

picrew.me es un verdadero vicio. 
Muchos estilos para crear personajes cuando no quiero escribir.
picrew.me es un verdadero vicio.
Muchos estilos para crear personajes.

Les admito que tengo una obsesión con la página Picrew. ¡Es que hay tantos modelos que puedes aplicar! Y si no sabes dibujar, es la mejor manera para tener una visualización de tus personajes, incluso de aquellos que son intermitentes.

Me permito jugar con las versiones e ir recreando a los personajes en mi cabeza. Incluso, cuando voy a incluir a uno que no tengo muy visualizado, esta herramienta me permite jugar con las opciones. Creo que es una manera genial de aprovechar el tiempo y seguir avanzando en mi trabajo. Así, cuando ya tengo energía para escribir, es más fácil.

5 – Reviso la documentación de mi obra

Aunque sé que ya tengo mucho de la documentación realizada, nunca está de más hacer un repaso. He llegado a conseguir incluso notas y noticias que antes no aparecieron y me permite tener una mayor apertura para tratar un tema en específico. Por ejemplo, a pesar de que ya tenía todos los lugares para las competencias de Matryoshka, hubo una vez que me puse a hacer una documentación más exhaustiva, incluyendo links e imágenes. Completé cosas que no tenía y me sentí más segura para continuar.

Si no tengo ganas ni de sentarme en la pc, empiezo a hacer búsquedas desde mi celular. Cunado no quiero escribir, me permite avanzar en mi proyecto
Si no tengo ganas ni de sentarme en la pc, empiezo a hacer búsquedas desde mi celular
Fotografía de Pexels.com

Para documentar me guio de muchas cosas: videos de youtube de personas que viven la experiencia (si es enfermedades, trastornos o situaciones particulares), pdf de asociaciones relacionadas, reglamentos y leyes, noticias al respecto en distintos canales de noticias en español e inglés, entre otros. Todo ello forma un documento aparte de mi proyecto que abro cada vez que lo necesito. Así que, si tengo un poco de fuerzas para leer, más no para escribir, decido esta opción.


La verdad es que me han funcionado mucho estas tareas para avanzar en mi proyecto cuando no quiero escribir, siento que no perdí el tiempo al no escribir y cuando finalmente me siento, todo fluye rápido y sin interrupciones. Aunque muchos recomiendan que lo mejor es escribir todos los días, considero que si estás lo suficiente cansado después de un día extenuante o te sientes anímicamente indispuesto, lo mejor es darle a tu cuerpo el descanso que pide. Y esto no ha afectado mi ritmo drásticamente, he logrado escribir muchos trabajos en estos años dentro del fanfictión y son muchas obras terminadas con las que cuento. Así que puedo decir con toda seguridad que son métodos que me sirven muy bien.

¿Qué haces tú cuando no quieres escribir, pero deseas avanzar en tu proyecto? ¿Se te ocurre alguna otra cosa que recomendarme?

Carolina Villadiego

Carolina Villadiego es una escritora entusiasta que tiene 10 años escribiendo historias de temáticas LGBT con drama realista que ha conmovido el corazón de sus lectores. Ha sido programadora, profesora, consultora, fanficker y rolplayer. En el año 2018 alcanzó un premio Wattys dentro de la plataforma de lectura online Wattpad por su libro: Hijo de Payasos.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *